Archivo de la categoría: Poesía

Jaime Sabines, el Hombre, Poeta y Político.

Por Carlos Alberto Sánchez Villegas *

“Nervo me enseñó la belleza de un amor en prosa, Sabines me trajo a la realidad de lo que amas y no puedes tener”
Carlos Sánchez

EN ESTA ocasión estimados lectores hablaré de uno de los poetas mexicanos de más relevancia en el siglo XX, me refiero a Jaime Sabines, un poeta que con su prosa y versos nos lleva a un mundo real y crudo, donde elementos cotidianos son protagonistas de sus letras, como la dinámica de las ciudades, la vida de las calles; elementos como el amor o la muerte toman un significado diferente al ser retratados de una manera más realista sin tanto embellecimiento de las palabras.

NUESTRO AUTOR nació en 1926 en la Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, en 1945 se trasladó a la Ciudad de México para realizar sus estudios de medicina, donde tiempo después se dio cuenta que esta carrera no era para él, por lo que deja sus estudios al poco tiempo para dedicarse más de lleno a la escritura. Es en 1949 cuando comienza sus estudios en la Universidad Nacional Autónoma de México en la carrera de Lengua y Literatura Española.

DESDE SUS inicios sus poemas se caracterizaron por llevar ese signo de cotidianidad, en 1949 publicó su primera obra de poemas Horal, posteriormente vino en 1951 La señal, y en 1952 Adán y Eva. Obras con las cuales se va abriendo camino en el mundo de las letras y va obteniendo reconocimiento. (1)

DEBO CONFESAR querido lector que desde el primer poema que leí de Sabines me maravilló su forma de entender el mundo, de entender sentimientos como la soledad, el amor, la muerte y las escenas cotidianas, hay algo en su forma de escribir tan cruda y real que invita a identificarse con todas las escenas que retrata el autor, con él mismo, y claro con elementos de nuestra propia vida, tal vez por eso es que Sabines tiene una gran relevancia en las letras mexicanas, a él no le importa embellecer los distintos elementos sino retratarlos tal cual como son.

Jaime Sabines

Jaime Sabines

EN 1954 publica una de sus obras más importantes y a la vez una de las menos comprendidas, Tarumba, escribió también sobre Tlatelolco con su obra del mismo nombre, un autor que no sólo se limitó al mundo de la poesía, sino que también supo cultivar otras actividades y diversas críticas sobre la vida política del país.

A LA PAR de sus actividades como poeta también desarrolló una carrera política en el Partido Revolucionario Institucional (PRI), donde llegó a ejercer como diputado en el Congreso de la Unión en 1988, fue diputado también en Chiapas en la década de 1970, por lo que su experiencia política fue vasta. Fue escritor, poeta, y político, tal vez muchos otros autores supieron combinar estas actividades, pero en el caso de Sabines sirvió para abrir un mayor panorama de la realidad que estaba viviendo, reflejándola en sus diversos textos.

HOMBRE QUE tuvo su inspiración en varios letrados como Ramón López Velarde, Aldoux Huxley, James Joyce, Rafael Alberti, y Octavio Paz. La suya fue una gran generación de novelistas, poetas, y críticos, de entre los cuales él destacaba de gran manera. Jaime Sabines murió en 1999, pero su obra y sus versos siguen impresos en la vida del mexicano común, del transeúnte, del que sufre, del que ve la muerte o ve el amor.

ES POR eso que la columna del día de hoy es sobre uno de los grandes poetas de los últimos tiempos en México, una obra, una vida, que merece ser recordada y conocida por las nuevas generaciones. Esa es la intención de este texto, que de alguna manera el nombre de Sabines invoque en tu alma las ganas de teclear su nombre en tu buscador y conocer más de él y de sus obras.

1. Sabines, Jaime, Poesía amorosa, Editorial Joaquín Mortiz, México, 2014, p. 9.

* Historiador, columnista, fotógrafo y amante del café

Anuncios

Un camino al silencio.

Por: Carlos Alberto Sánchez Villegas.

La luz alumbra la pequeña banca, junto a mi un libro, unos audífonos y un paquete de cigarrillos son mi única compañía; aunque para ser sincero me falta un café en mi mano para sentirme completo. Frente a mi un jardín solitario es mi panorama, los árboles desprenden aquellas pequeñas hojas  amarillentas que anuncian el final de un ciclo.

     El sonido de los pájaros se escucha a lo lejos y uno que otro caminante pasa delante de mi, eso que importa, eso que más da, yo me abstraigo en mi pensamiento, en mi soledad, aquella que por un momento se había olvidado de mi, o al menos eso pensé.

     De un tiempo para acá el café se ha vuelto necesidad, el tabaco tranquiliza un poco la nostalgia del corazón, aquellas herramientas de las cuáles la soledad se vale un poco para darle consuelo al alma abandonada. Aquel ente que llamamos soledad saca sus garras y se aferra a las miles de preguntas sin respuesta.

     Al final de cuentas la soledad, no es la malvada ni los recuerdos, aquello que lastima sin reparo alguno se llama silencio, silencio cruel que genera abismos, incertidumbres, dolor. Si el recuerdo hiere sin remordimiento el silencio va más allá en su broma macabra. El silencio carcome al ser que solo busca una palabra un acercamiento…

img_20170106_195521_191.jpg

Una Vida de Poesía: Amado Nervo.

Por Carlos Alberto Sánchez Villegas.

* Una Vida de Poesía: Amado Nervo

“Lloras a tus muertos con un desconsuelo tal, que no parece sino que tú eres eterno” (1)

Este texto pretende despertar el interés en uno de aquellos grandes personajes que en ocasiones quedan un poco enterrados bajo el polvo de la historia: Amado Nervo. Su vida, su gran historia de amor y su dolor por su Amada Inmóvil, constituyen una vida que bien pudo haber sido tomada de una gran novela literaria, y que sin embargo se escribieron en nuestra realidad, en nuestra historia.

Amado Nervo es uno de los grandes poetas de la literatura mexicana, es uno de esos poetas que saben impactar el alma de sus lectores simplemente con la sinceridad de su letra. Nació en Tepic en 1870 y desarrolló su actividad literaria y laboral durante la época del Porfiriato, periodo que como sabemos auspició el campo de las artes donde se destacó la pintura, la escultura, la literatura, entre otras actividades. (2)

Nervo se trasladó a Zamora, Michoacán, donde estudió por varios años en el seminario hasta 1886. Estuvo a punto de seguir una carrera eclesiástica pero decidió volver a su hogar en Tepic, donde desarrolló el hábito por la escritura colaborando en diarios locales. Fue en 1890 cuando se traslada a la ciudad de México y comienza en forma una carrera literaria; sus primeras novelas y poesías se pueden encontrar en la revista Azul, dirigida por Manuel Gutiérrez Nájera, con quien entabla una estrecha amistad.

Se formó en el ámbito periodístico, mismo que lo llevo a la ciudad de París en 1900 como corresponsal del diarioEl Imparcial, este hecho se puede enmarcar como el acontecimiento más importante de su vida personal y profesional, convivió con grandes escritores del periodo, como Rubén Darío. En su vida personal conoce a la mujer que sería el gran amor de su vida, Ana Cecilia Luisa Dailliez, una relación que se prolongaría hasta 1912, cuando una enfermedad repentina acabó con la vida de Ana Cecilia, un hecho que dejó marcado de por vida a Nervo; su vida se trasformó en una poesía y no precisamente  de alegría, producto de esta pérdida nace una de las obras más importantes en la poesía hispana: La amada inmóvil, fue escrita en 1912, pero publicada de manera póstuma hasta 1922, una obra cruda y sincera que convierte el dolor en una expresión plena de la belleza, con el nombre de su amada Ana Cecilia impregnado en cada letra, en cada verso, en cada página.

Su obra se inserta en el Modernismo, este nuevo género que nace junto con el siglo XX. A lo largo de su carrera Nervo regaló a la literatura mexicana grandes obras como Perlas Negras (1898), Los Jardines Interiores (1905), Místicas (1898), entre otras más, es uno de los poetas mexicanos más importantes del Porfiriato. (3)

Amado Nervo

Amado Nervo

Junto con su carrera literaria también desarrolló su vida en el cuerpo diplomático mexicano. Se desempeñó como ministro en países como España, Argentina y Uruguay, en los años de la Revolución Mexicana fue destituido de su cargo al igual que todos los representantes acreditados en el extranjero. En esta época, posterior también a la muerte de su Amada Inmóvil, publica Serenidad (1917), Elevación (1918), y en el mismo año Plenitud,sus obras de mayor profundidad y sentimiento.

En 1919 Nervo residía en Montevideo, Uruguay como ministro plenipotenciario, llamado una vez más para servir en el cuerpo diplomático de su país, pero en la mañana del  24 de mayo el gran poeta murió, Uruguay rindió un homenaje de honor al escritor mexicano, su cuerpo fue trasladado por mar a México y sus restos fueron depositados en la Rotonda de los Hombres Ilustres.

Un poeta sin igual, un personaje que su vida entera fue una poesía: a punto de tomar el sacerdocio, giró su vida a la literatura, la poesía, la novela y el género periodístico, sus bastiones. La diplomacia fue otra de sus grandes vocaciones.

Notas

  1. Ideario de Amado Nervo, publicado en la obra Serenidad, de 1917.
  2. Nervo, Amado, Antología poética e ideario de Amado Nervo, Editores Mexicanos Unidos, México, 1987, pp.5-6.
  3. http://www.biblioteca.org.ar/libros/152996.pdf, consultado el 26 de julio del 2016.

* Carlos es de origen aguascalentense, tiene gran fascinación por los libros, el café, la fotografía, y las disciplinas de las ciencias sociales, en un futuro tiene como objetivo destacar como historiador, y líder de opinión en el ámbito político y social. Por último espera que para acompañar la lectura de esta columna disfrutes del sabor de una buena taza de café.

Publicado en Página 24: http://pagina24.com.mx/2016/07/27/clio-al-desnudo-3/

Me encanta Dios…

Me encanta Dios. Es un viejo magnífico que no se toma en serio. A él le gusta jugar y juega, y a veces se le pasa la mano y nos rompe una pierna o nos aplasta definitivamente. Pero esto sucede porque es un poco cegatón y bastante torpe con las manos.
Nos ha enviado a algunos tipos excepcionales como Buda, o Cristo, o Mahoma, o mi tía Chofi, para que nos digan que nos portemos bien. Pero esto a él no le preocupa mucho: nos conoce. Sabe que el pez grande se traga al chico, que la lagartija grande se traga a la pequeña, que el hombre se traga al hombre. Y por eso inventó la muerte: para que la vida ?no tú ni yo? la vida, sea para siempre.
Ahora los científicos salen con su teoría del Big Bang… Pero ¿qué importa si el universo se expande interminablemente o se contrae? Esto es asunto sólo para agencias de viajes.
A mí me encanta Dios. Ha puesto orden en las galaxias y distribuye bien el tránsito en el camino de las hormigas. Y es tan juguetón y travieso que el otro día descubrí que ha hecho ?frente al ataque de los antibióticos? ¡bacterias mutantes!
Viejo sabio o niño explorador, cuando deja de jugar con sus soldaditos de plomo y de carne y hueso, hace campos de flores o pinta el cielo de manera increíble.
Mueve una mano y hace el mar, y mueve la otra y hace el bosque. Y cuando pasa por encima de nosotros, quedan las nubes, pedazos de su aliento.
Dicen que a veces se enfurece y hace terremotos, y manda tormentas, caudales de fuego, vientos desatados, aguas alevosas, castigos y desastres. Pero esto es mentira. Es la tierra que cambia ?y se agita y crece? cuando Dios se aleja.
Dios siempre está de buen humor. Por eso es el preferido de mis padres, el escogido de mis hijos, el más cercano de mis hermanos, la mujer más amada, el perrito y la pulga, la piedra más antigua, el pétalo más tierno, el aroma más dulce, la noche insondable, el borboteo de luz, el manantial que soy.
A mí me gusta, a mí me encanta Dios. Que Dios bendiga a Dios.

Jaime Sabines.

Pasas

Pasas por el abismo de mis tristezas…

Pasas por el abismo de mis tristezas
como un rayo de luna sobre los mares,
ungiendo lo infinito de mis pesares
con el nardo y la mirra de tus ternezas.

Ya tramonta mi vida, la tuya empiezas;
mas, salvando del tiempo los valladares,
como un rayo de luna sobre los mares,
pasas por el abismo de mis tristezas.

No más en la tersura de mis cantares
dejará el desencanto sus asperezas;
pues Dios, que dio a los cielos sus luminares,
quiso que atravesaras por mis tristezas
como un rayo de luna sobre los mares.

REQUIEM

¡Oh, señor, Dios de los ejércitos,

Eterno Padre, Eterno Rey,

Por este mundo que creaste

Con la virtud de tu poder;

Por que dijiste: la luz sea,

Y a tu palabra la luz fue;

Por que coexistes con el verbo,

Por que contigo el verbo es

Desde los siglos de los siglos

Y sin mañana y sin ayer,

Requiem aeternam dona eis, domine,

Et lux perpetua luceat eis!

 

¡Oh, Jesucristo, por el frío

De tu pesebre de Belén,

Por tus Angustias en el Huerto,

Por el vinagre y por la hiel,

Por las espinas y las varas

Con que tus carnes desgarré,

Y por la Cruz en que borraste

Todas las culpas de Israel;

Hijo del hombre, desolado,

Trágico Dios, tremendo juez:

Requiem aeternam dona eis, domine,

Et lux perpetua luceat eis!

 

¡Divino Espíritu, paráclito,

Aspiración del gran Iaveh,

Que unes al padre con el hijo,

Y siendo el uno sois los tres;

Por la paloma de las alas níveas,

Por la inviolada doncellez

De aquella virgen que en su vientre

Llevó al mesías Emmanuel;

Por las ardientes lenguas rojas

Con que inspiraste ciencia y fe

A los Discípulos amados

De Jesucristo, nuestro bien:

Requiem aeternam dona eis, domine,

et lux perpetua luceat eis!

 

AMADO NERVO

Misticas (1898)

PASAS POR EL ABISMO DE MIS TRISTEZAS

 

Pasas por el abismo de mis tristezas

Como un rayo de luna sobre los mares,

Ungiendo lo infinito de mis pesares

Con el nardo y la mina de tus ternezas.

 

Ya tramonta mi vida; la tuya empiezas;

Mas, salvando del tiempo los valladares,

Como un rayo de luna sobre los mares

Pasas por el abismo de mis tristezas.

 

No más en la tersura de mis cantares

Dejará el desencanto sus asperezas;

Pues Dios, que dio a los cielos sus luminares,

Quiso que atravesaras por mis tristezas

Como un rayo de luna sobre los mares.

 

AMADO NERVO

La Libertad…

Hay una voz que se oye en ti,
 
Hay un sonar que late en tu corazòn;
 
Es Tu latir de Revolucionario.
 
De amante de la gran libertad;
 
Libertad de vivir, libertad de sentir;
 
Sobre todo libertad  de pensar.
 
Tu conciencia tiene la llave esperada,
 
En cada uno de nosotros guardamos.
 
Ese camino Hacia la Utopica Libertad.

Ideario De Amado Nervo

 
Esta es una recopilación del Ideario De  Amado Nervo uno de los poetas más espirituales de Latinoamerica.
Amado Nervo nacio en Tepic, Nayarit, México, el 27 de Agosto de 1870.
Alma  mística y Religiosa por naturaleza.
 
– Busca dentro de tí la solución de todos los Problemas,hasta de aquellos que creas más exteriores y materiales.
 
– Siempre que haya un hueco en tu vida, llenalo de amor… No te juzgues incompleto por que no responden
  A tus ternuras; el amor lleva en sí su propía  plenitud.
 
– No hables a todos de las cosas bellas y esenciales.
No arrojes margaritas a los cerdos .
Desciende al nivel ede tu interlocutor, para no humillarte o desorientarte.
 
– Todo hombre que te busca, va a pedirte algo. el rico aburrido, la amenidad de tu conversación; el pobre,
  Tu dinero, el triste, un consuelo, el debíl, un estimulo; el que lucha, una ayuda moral… "¡En verdad  os digo
  Que vale más dar que recibir!"
 
– ¿Quieres contribuir a la liberación del mundo?
   Pues comienza a libertar a cada hombre de su preocupación, de su aprensión de su prejuicio.
 
– La fe es algo tan necesario como la respiración. Es el punto de apoyo de la vida.
  No os fies de quienes dicen que no creen en nada: o son pobres de espiritu, o seres incapaces de una
  sola noble acción.
  Cree, pues sin rubor, amigo. Si te engañan, cuando menos tuviste la dicha de haber creido.
 
– Lloras a tus muertos con un desconsuelo tal, que no parece  sino que tú eres eterno.
 
– Si supieras esperar, nada te pesaría; llegaría todo mejor de lo que te imaginas, y te ahorrarías
   El tormento del miedo.
 
– Lo que nos hace sufrir, nunca es "una tonteria"… puesto que nos hace sufrir
 
 – Decía el alma al niño medroso.
   "Niño mío, no tengas miedo, ya comprenderás un día que las verdaderas almas en pena no son
    las de los muertos, sino las de los vivos".
 
– ¿… Qué es en suma la evolución sino una aristocracia perenne, móvil, ascendiente, que va desde
   la amíba hasta Dios?