La Rendición de la Alemania Nazi: Un Balance Sobre los Países Aliados.

Por Carlos Alberto Sánchez Villegas*

* La Rendición de la Alemania Nazi: Un Balance Sobre los Países Aliados

Para Cecilia Martínez Sánchez.

Ningún bastardo ha ganado una guerra muriendo por su país. Las guerras se ganan haciendo que otros bastardos mueran por sus países. George Patton. (1)

EL PASADO 8 de mayo se celebraron 70 años de la rendición incondicional de Alemania ante los ejércitos aliados, esto, en el contexto de la Segunda Guerra Mundial; este conflicto bélico resultó ser el más influyente de todo el siglo XX. Desde todos los aspectos esta guerra ha generado gran cantidad de literatura, ensayos, investigaciones y conmemoraciones, los enfoques que se pueden abordar al respecto de este conflicto son variados, desde política, economía, intolerancia religiosa, ideología, etcétera.

RECORDEMOS QUE en los primeros años de la guerra, los países del eje (Alemania, Italia y Japón) dominaron las acciones tanto en Europa, como en el Pacífico. Polonia, Austria, Hungría, Checoslovaquia, y la misma Francia, sucumbieron ante la ofensiva alemana; en el Pacífico países como China, Filipinas, Vietnam y Corea se verían afectadas por las operaciones del imperio japonés.

EN EL PLANO de los “países aliados” tenemos como grandes protagonistas a la Unión Soviética, Inglaterra, y Estados Unidos; así como la resistencia activa de los partisanos franceses e italianos. En los últimos años mucho se ha discutido sobre quién hizo más en la guerra, sobre quién fue la potencia clave en la derrota de los países del eje, y a este respecto muchos se inclinan por el actuar de Estados Unidos, sin embargo, debemos hacer un balance adecuado de las grandes batallas que se libraron, y de las cuales las grandes potencias aliadas fueron las protagonistas. La propuesta es que analicemos y entendamos que el papel de cada país aliado fue fundamental en la derrota alemana, de esta forma la balanza se equilibra por igual, sin darle el rol predominante a alguna nación.

CUANDO HITLER intentó tomar la Unión Soviética, verdaderamente nunca pensó que esto marcaría un grave error a futuro; los ejércitos alemanes que atacaron la ciudad de Stalingrado, fueron obligados a rendirse el primero de febrero de 1943, (2) esto tras meses de estancamiento donde el invierno ruso afectó al ejército alemán. Stalingrado es un momento clave en la ofensiva aliada, ya que a partir de aquí marca el inicio del avance soviético hacía la Alemania de Hitler.

POR PARTE de Norteamérica tenemos como punto clave el llamado “día D”, el 6 de junio de 1944, día en que las tropas anglo-americanas desembarcaron en Normandía con el objeto de abrir un frente con ayuda de la resistencia francesa. Las tropas de Inglaterra y Estados Unidos tuvieron la oportunidad de darle una herida de muerte a las fuerzas alemanas en la batalla de las Ardenas, (3) la última ofensiva de la infantería nazi, que se desarrolló del 16 al 25 de diciembre de 1944, y marcó la apertura del frente occidental para los aliados.

DE ESTA manera, bajo la presión de dos frentes el nazismo moría y su agonía se extendió hasta mayo de 1945, el día 8 de este mes, cuando la orgullosa Alemania del Tercer Reich se rendía de forma incondicional, ante los aliados, el día 7 lo hizo frente a Inglaterra y Estados Unidos, y el 8 finalmente ante el alto mando del ejército rojo. De esta manera se derrumba el nazismo, dejando en una realidad de destrucción y muerte a aquella Alemania que fue efímeramente dueña de Europa.

ANTES DE finalizar debemos tomar en cuenta otro hecho de gran relevancia, este es, la guerra del Pacífico contra Japón, la cual es componente también de la Segunda Guerra Mundial y a pesar de ser un escenario geográfico distinto a Europa, extendió sus acciones hasta agosto de 1945. (4) El final de esta guerra tiene como símbolo principal el lanzamiento de las bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki, el 6 y 8 de ese mes respectivamente; el otro gran componente del eje era derrotado, el gran imperio japonés que conquistó en cuestión de poco tiempo gran parte del pacifico asiático.

estados unidos bandera

EN LAS acciones del Pacífico también la URSS fue un componente esencial, a pesar de que muchos piensan que este conflicto lo resolvió Estados Unidos solo. Las acciones de los aliados, en conjunto marcaron la victoria sobre el nazismo, y a pesar de que es cierto que muchos se inclinan a favor de Estados Unidos, tampoco es correcto decir que la Unión Soviética derrotó por sí misma a los alemanes, debemos comprender que cada uno de los aliados hizo lo suficiente, y que sin las acciones de cada uno la victoria no hubiera sido posible; incluso la resistencia francesa, los partisanos italianos, los guerrilleros polacos y húngaros jugaron un papel de enorme relevancia en el conflicto.

DESPUÉS DE esta gran guerra, las piezas de Europa no serían las mismas, comienza esa otra guerra, esa lucha de gigantes entre los soviéticos y los norteamericanos, en la historiografía occidental comienza el desprestigio contra todo indicio de socialismo, y por ende se glorifica la acción estadounidense en la derrota de Hitler, pero, por otra parte, la historiografía del bloque socialista celebra con orgullo a su ejército rojo. La realidad es que sin cada uno de estos dos componentes posiblemente la hegemonía alemana hubiera sido extendida algunos años más.

Notas

1. General del ejército de los Estados Unidos.

2. Wiskemann, Elizabeth, La Europa de los dictadores. 1919-1945, España, Siglo Veintiuno Editores, p. 228.

3. Michel, Henry, La Segunda Guerra Mundial. Tomo II. La victoria de los aliados. Ediciones Akal, España, 1991, p.254.

4. Ibid, 363. * Carlos es de origen aguascalentense, tiene gran fascinación por los libros, el café, la fotografía, y las disciplinas de las ciencias sociales, en un futuro tiene como objetivo destacar como historiador, y líder de opinión en el ámbito político y social. Por último espera que para acompañar la lectura de esta columna disfrutes del sabor de una buena taza de café.

Anuncios

Acerca de spawn55

Historiador, escritor y columnista. amo el café y los libros; y algo de buena música.

Publicado el 12 junio, 2015 en Columna, Escritos mios... y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: