Un brevisimo ensayo sobre Alejandro Magno…

El siguiente texto es por así decirlo el cuerpo o boceto de lo que será un ensayo mucho más amplio o más nutrido, sin embargo lo comparto con ustedes, para hacerles notar la importancia de este gran personaje.

  Este pequeño ensayo, tiene por objetivo presentar la importancia de Alejandro Magno dentro de la historia. Este personaje representa uno de los grandes personajes de la historia no solo de la antigüedad sino también de la modernidad al trascender sus logros hasta nuestros días.

  Es interesante observar como fuera de los hechos y los acontecimientos que hicieron grande la figura de Alejandro, también hay diversos historiadores y pensadores que se han enfocado mucho en investigar y analizar los aspectos mentales y personales de este personaje, estas investigaciones siempre destinadas a entenderlo como persona para comprender como pudo realizar tales proezas; vamos pues empezando por hacer una sencilla pero importante recopilación de los hechos de este gran hombre.

  Alejandro nació en el 356 a.C. y fue hijo de Filipo II, rey de Macedonia. Por tal motivo su educación fue integral y siempre disciplinada, propia de un príncipe destinado a ser rey, también fueron educados junto con él, hijos de los nobles macedonios que en un futuro se convertirían en sus hombres de confianza.

  En el año 338 Filipo logro unir a los pueblos Macedonios,  a la vez que logro formar un ejército formidable que era el soporte de su gobierno , en cuanto a la imagen de Macedonia cambio su imagen de pueblo bárbaro por una imagen de un reino fuerte e independiente.

  Se puede deducir que lo que buscaba Filipo era unificar a los pueblos helénicos los cuales siempre estuvieron en conflicto entre sí; en una gran liga, la cual dirigirá en contra de los grandes enemigos de Grecia: los persas. Pero para lograr esto tuvo que enfrentar la negativa de ciudades como Atenas o Tebas los cuales se unieron para resistir a los macedonios, pero a la larga no lo consiguieron y fueron vencidos; hecho esto Filipo logro conformar entre las ciudades- Estado la llamada Liga corintia, que estaba totalmente influenciada por él.

  Mientras esto se llevaba a cabo Alejandro siguió llevando una educación única en la cual llego a tener como maestro al filosofo griego Aristóteles, quien lo introdujo  en las ciencias y el pensamiento griego, cuyos conocimientos influyeron de gran manera en el pensamiento de Alejandro.

  Para el año 337 todo parecía estar listo para la campaña en contra de Persia pero el destino no le permitiría a Filipo dirigir la misma; una conspiración en contra suya desemboco en su asesinato en el 336, dejando de esta forma vacante el trono de Macedonia.

  Después de algunos contratiempos Alejandro lograría subir al trono de Macedonia, la cual gobernaría durante 12 años, tuvo algunos problemas para volver a integrar la liga corintia, pero después de una breve sublevación de Tebas, la cual fue sofocada logro hacer los preparativos de la marcha contra Persia.

  Para el año 334 Alejandro comenzó la marcha hacia Persia, cruzando el Helesponto con un ejército de aproximadamente 44,000 hombres de los cuales, los cuales estaban divididos en dos grandes batallones, y su guardia personal. La campaña no resulto fácil de inicio en la frontera inicio una batalla frente a un ejército de 30,000 hombres a los cuales logro vencer gracias a las sofisticadas armas de los macedonios.

  En Isos, Alejandro logro su primer triunfo ante Darío III rey de los persas, después de esto siguió marchando rumbo a Fenicia, Y sitio la ciudad de Tiro a la cual derroto en el 333, una vez logrado esto comenzó la segunda etapa de esta invasión al lograr llegar a Egipto una de las pocas zonas que seguía bajo control de los persas; el recibimiento en vez de ser hostil resulto fácil, ya que los egipcios hartos de los abusos de los persas, recibieron a los macedonios como héroes; en la ciudad de Menfis, Alejandro fue coronado Faraón y el mismo fundó la ciudad de Alejandría

  Dejando a Egipto atrás los macedonios marcharon rumbo a Babilonia. En el 331 en esta ciudad Alejandro venció a Darío haciendo que el mismo huyera; después de este triunfo se conquisto a las ciudades de Susa y Persépolis. El joven macedonio ordeno que se le prendiera fuego al palacio de Darío una de las obras arquitectónicas más emblemáticas de la antigüedad con este incendio se da por terminada la historia del imperio persa.

  Alejandro una vez logrado este objetivo ordeno a su ejército seguir marchando hacia Oriente, llegando a conocer culturas que hasta ese momento eran ajenas a los griegos, el carácter del soberano empieza a cambiar de este momento se deja seducir por estas nuevas culturas haciéndose acreedor de las críticas de sus mismos compatriotas, inclusive llego a desposar jóvenes hijas de los sátrapas orientales, también en este punto empezó a desconfiar cada vez más de sus mismos oficiales ordenando la muerte de Filotas y Nicanor, oficiales que incluso llegaron a educarse junto a él cuando eran niños.

  Así pues Alejandro logra llegar hasta la India lugar insospechado, donde llega a tener algunos enfrentamientos, su ejército cansado, hambriento y deseoso de regresar al hogar dejado, se empieza a sublevar a su rey, este al ver el peligro que esto representaba, cede y ordena la retirada de vuelta a Macedonia, este trayecto resulto más mortal que toda la campaña que llevo a cabo ya que durante el camino a casa perdió las tres cuartas partes de su poderoso ejército.

  De vuelta en casa Alejandro siguió llevando su vida con despotismo y soberbia exigía que se le viera como un Dios, aún así el joven seguía siendo muy adorado por su pueblo.

  En este punto contrae una extraña fiebre que lo hace postrarse en cama de la cual ya no se levantaría, algunos dicen que fue envenenado otros que contrajo una extraña enfermedad de Oriente lo único seguro es que la muerte llego a muy temprana edad al joven soberano murió a la edad de 32 años en el año 323, no dejo hederos, solo dijo que lo sucedería el más fuerte, y después de encarnizadas luchas sus generales se repartieron el territorio de su imperio.

  Es así como la figura de Alejandro representa una de las más importantes por consolidar al imperio más importante de la antigüedad, así como también resulta enigmática por su temperamento y energía con la que gobernaba un soberano sin comparación.

  A lo largo de la historia se han dado diferentes versiones acerca de la vida personal de Alejandro, varían en el papel que desempeño su madre Olimpia en su actuar, inclusive se especula acerca de sus preferencias sexuales; lo que es un hecho es que la figura de este personaje siempre resultada interesante para lograr entender la historia de la antigua Grecia.

Imagen

Anuncios

Acerca de spawn55

Historiador, escritor y columnista. amo el café y los libros; y algo de buena música.

Publicado el 31 octubre, 2012 en Escritos mios.... Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Muy interesante y bien escrito. Si te interesa puedo enviarte alguna información adicional
    Un gran saludo

  2. Gracias por el comentario, me parece bien la idea de mandarme fuentes adicionales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: