Gus y las Estrellas.

Entre Letras.

Gus y las Estrellas

Por Carlos Alberto Sánchez Villegas *

“Aquellas constelaciones, aquellos astros, por siglos han dado consuelo y acompañamiento al hombre, por qué no poder tocarlas o viajar hasta ellas”

“Aquellas constelaciones, aquellos astros, por siglos han dado consuelo y acompañamiento al hombre, por qué no poder tocarlas o viajar hasta ellas”

“La luna se puede tomar a cucharadas
o como una cápsula cada dos horas.
Es buena como hipnótico y sedante.”
Jaime Sabines

EN UNA noche llena de estrellas el pequeño niño miraba con dirección a la luna, observaba la luz penetrante del ancestral satélite de la tierra. Ya era casi media noche, una hora inusual para que un niño estuviera fuera de la cama, pero eso a él no le importaba, él sólo pensaba en constelaciones y astros.

DESDE QUE tenía uso de razón, Gus siempre sintió fascinación por el cielo y las estrellas, cuando en la escuela mencionaron lo que era un astronauta se dijo así mismo que eso sería de grande. Conforme sus padres discutían cada vez más, Gus lamentaba no poder crecer lo suficientemente rápido para poder cumplir su objetivo de ser astronauta.

AQUELLAS CONSTELACIONES, aquellos astros, por siglos han dado consuelo y acompañamiento al hombre, por qué no poder tocarlas o viajar hasta ellas. Cada noche estos pensamientos inundaban la mente de Gus, no le importaba lo que ocurriera a su alrededor, él tenía el consuelo de su cielo estrellado al que podía viajar al menos en su imaginación en cualquier oportunidad.

UNA DE tantas noches al asomarse por su ventana, Gus vio algo que no podía creer, en el patio de su casa había un hombre con traje de astronauta que saludaba con dirección a su ventana, más que miedo el niño fue presa de una enorme curiosidad por lo que rápidamente bajó de su casa quedando frente a aquel misterioso individuo. Resultaba que el hombre del traje se llamaba Max y venía por el pequeño para explorar en aquel preciso momento la superficie de la luna.

A DIFERENCIA de lo que podríamos pensar el viaje no sería en cohete, sino que Max había atado una enorme cuerda en algún punto de la luna y el otro extremo colgaba justo de su mano cuando se la mostró a Gus. El ascenso fue rápido el niño ya portaba su traje espacial y poco a poco sentía el vacío del espacio que a la vez lo inundaba todo, su corazón latía con cada vez más fuerza debido a la emoción de cumplir un sueño tan pronto.

AL LLEGAR ambos a la luna no se sentía ningún tipo de cansancio; al posar su vista hacia la tierra, el niño pudo percatarse de la belleza de ésta, por otro lado, la cercanía del espacio era algo increíble, las estrellas se sentían al alcance de la mano, sólo en aquel momento Gus pudo olvidar todos los problemas que había en su casa.

LA SUPERFICIE de plata de la luna era algo maravilloso, el suelo lunar era muy suave al tacto, además uno podía dar grandes saltos y recorrer grandes distancias al mismo tiempo. Se puede decir que esa noche fue algo espectacular para el pequeño con Max compartió la merienda y juntos recorrieron gran parte del satélite de la tierra. El traje espacial era algo que le encantaba al niño, nunca pensó que podría usar uno antes de crecer.

PERO TODO lo que comienza tiene que terminar, y a la noche siempre le sigue un amanecer, antes de que éste llegara Max se despidió de Gus agradeciéndole su compañía y los recorridos que dieron juntos, el pequeño preguntó si regresaría aquella noche, pero el hombre espacial sólo contestó que eso no podía saberlo. A los primeros rayos de la mañana los dos estaban pisando el suelo de la tierra bajando de aquella delgada cuerda, al entrar el niño en su habitación volteó al exterior y sólo vio una cuerda colgando del cielo a la tierra, eso fue lo último que vio antes de quedarse dormido.

AL DESPERTAR sentía hambre por la luz del exterior se dio cuenta que ya era más de mediodía, al bajar a la cocina ésta estaba vacía sólo quedaban las tazas de café que sus padres habían usado en la mañana. Se preguntaba a sí mismo si todo había sido tan sólo un sueño, uno muy real, Gus esperó con ansias la llegada de la noche, pero cuando ésta llegó y miró hacia las estrellas no había nada particularmente extraño por lo que decidió irse a la cama, antes de apartarse de la ventana miró hacia el patio para distinguir entre la luz de las estrellas una delgada cuerda.

* Historiador, escritor y fotógrafo, egresado de la Universidad Autónoma de Aguascalientes.

http://pagina24.com.mx/2017/08/15/columnas/entre-letras-19/

 

Anuncios

Una lluvia compartida.

Una lluvia compartida.

Por: Carlos Alberto Sánchez Villegas *

En un tiempo de lluvias y nubes oscuras ella tomo mi mano, recuerdo bien que los vientos fríos tocaban con caricias invernales las hojas de los árboles, a mi mente viene la imagen de sus mejillas expuestas a aquel ambiente gélido y la brisa que se desprendía de sus labios al sonreír.

     Dentro de la casa un aroma de café impregnaba todas las cavidades de las habitaciones. Un café para dos, pensaba él para sus adentros, una taza para compartir sueños y esperanzas, en verdad podría faltar cualquier cosa menos esa bebida que compartía con ella cada tarde.

_DSC4469-01

     Él se dedicaba a capturar ideas en forma de letras. Tantas notas y borradores que había sobre su tenían el nombre de aquella mujer de ojos cafés, la verdad es que todo tenía sabor a ella y su fragancia abarcaba todo el conjunto de su ser.

     Mientras pensaba esto en aquel jardín húmedo ella sujetaba con más fuerza su mano, aquellas manos pequeñas de ella, suaves al tacto que trasmiten magia al instante. Del tocadiscos llegan las notas de las canciones de Creedence, que al él tanto le gustan, la música se eleva junto con el vapor del café por todo lo alto del cielo. La melodía fue cambiando poco a poco para darle espacio a Def Leppard y a un beso de sus labios.

     Tal vez lo que significa una buena juntos no son las grandes demostraciones de amor ni las cursilerías, tan solo es disfrutar juntos de las pequeñas cosas, de las sinfonías cotidianas que la vida trae, el secreto está en eso, en una sola mirada de ambos con destino a la lluvia.

     Ojalá esos días de nubes oscuras nunca terminen, los días de detalles compartidos son mejores así. Las letras y las ideas fluyen de una mejor manera, ese sentimiento llamado amor se manifiesta de todas las maneras posibles en cada rincón, en cada caricia, en cada verso que se desprende del tintero.

     El clima se endureció, ahora la tormenta se observaba desde la ventana, el tiempo corría lentamente entre platicas y más café, las melodías fueron cambiando también dando lugar a la voz de John Lennon. El día le dio paso a la noche, los ruidos de la oscuridad fueron inundando la atmósfera. Nuestros protagonistas se fueron perdiendo también entre sombras, aguardando un nuevo amanecer lleno de la brisa de nuevos ideales en conjunto.

  • Historiador, escritor y columnista. Egresado de la Universidad Autónoma de Aguascalientes.

 

Letras para el sosiego de un alma.

Por: Carlos Alberto Sánchez Villegas*

El viento sopla, a través de aquella ventana golpeada por la lluvia; se ve aquel gran roble que custodia una pequeña colina frente a su cabaña. Dentro de ella aquel hombre toma de su taza de café y recuerda, solo recuerda, un pasado llenó de escenas, lleno de amor. Ahora solo existe el presente uno sombrío donde la lluvia se hace presente cada uno de sus días.

25131395656_bbe9b7e677_o

     A diario las letras se agolpan en su cabeza, cada tarde se sienta en su pequeño escritorio para sacar todo aquello que su corazón dicta, ya sea con tristeza o con jubilo. La noche se acerca y lo único que sustituye en ocasiones el buen café es el sabor de una buena cerveza oscura. Así son todos los días de este solitario personaje, días que transcurren entre letras y versos, entre lluvia y naturaleza.

     Algunas tardes el espectáculo de la lluvia se deja ver no solo por la ventana, sino también sentado en la vieja silla que él mismo construyó, así todo el panorama es mejor. Se acuerda de aquellas historias robadas, de todo lo que su abuelo le platicaba en aquel mismo lugar, historias de hombres en tiempos ancestrales, de grandes hazañas, de grandes lugares.

     En ocasiones cuando se encontraba en su cama recordaba todas esas palabras y anécdotas, se preguntaba como el hombre se podía complicar tanto la existencia en luchas interminables que no llevaban a ningún lugar; porque simplemente no se podía disfrutar lo sencillo de la vida. Pero que más da, él solo es un hombre solitario de esos que disfrutan la belleza de lo más pequeño y el misterio que se esconde detrás de esto, nunca cambiará esto por más que sea criticado.

     En la sencillez de sus letras no hay grandes enigmas ni la belleza profunda de los grandes autores, solo hay la sencillez de un alma en pena que va buscando belleza donde otros no pueden encontrarla. Tal vez por esta razón nunca buscó publicar algunos de sus textos y se los reservó para sus noches de insomnio, eso era lo mejor para él y para su soledad; al final de cuentas nadie podría comprender lo que de su ser se desprendía, al menos, eso se decía a si mismo.

     Así es querido lector lo más bello se puede encontrar en muchas ocasiones en lo más sencillo que la vida nos da, y en las cosas comunes. Cuando aprendes a valorar esto las puertas de la comprensión del mundo se abren para darte camino a lo hermoso que pueden ser las letras aunque no estén escritas para grandes cosas, aunque simplemente sean para el sosiego de tu propia alma.

  • Historiador, escritor y columnista, egresado de la Universidad Autónoma de Aguascalientes.

 

 

Los Primeros Conflictos Laborales en el Ferrocarril Mexicano.

Historia en Letras.

Los Primeros Conflictos Laborales en el Ferrocarril Mexicano

Por Carlos Alberto Sánchez Villegas *

Trabajadores ferrocarrileros de Aguascalientes (Foto: Archivo Histórico del Estado de Aguascalientes/aguascalientes.gob.mx)

Trabajadores ferrocarrileros de Aguascalientes (Foto: Archivo Histórico del Estado de Aguascalientes/aguascalientes.gob.mx)

La vida trae nuevos viajes, nuevos pasajeros.
Gracias Sofía Flores Gutiérrez.

PARA DAR inicio mi participación en este proyecto de “Historia en letras”, quisiera abordar el tema de los primeros conflictos de trabajadores ferrocarrileros que existieron durante el Porfiriato y la instalación de la red ferroviaria en México. En un inicio y anterior a la creación de Ferrocarriles Nacionales de México (1907-1908) la realización y operación de este transporte corría a cargo de distintas empresas, casi todas de origen extranjero. En Aguascalientes la empresa que se encargó de la construcción de la estación y los talleres fue la Compañía del Ferrocarril Central Mexicano, que tenía su origen en capital estadounidense, ésta misma operó en distintos puntos del país, aunque existían más empresas que se encargaron de tender las vías de hierro por ciudades y poblados de la nación.

EL PRIMER ejemplo que se ve acerca de inconformidad en los trabajadores del ferrocarril se da en Aguascalientes entre el año de 1904 y 1906. En la ciudad aguascalentense se establecen los Talleres Generales de Construcción y Reparación de Máquinas y Material Rodante de la Compañía del Ferrocarril Central Mexicano, que fueron terminados de construir en el año de 1903, generando más de mil empleos. Después de un año los primeros conflictos aparecieron entre los trabajadores que desempeñaban distintos puestos tanto en el taller como en la operación de las locomotoras, éstas tenían que ver sobre todo con los bajos sueldos y la cantidad de horas laborales. En una primera instancia expusieron esta situación ante el gobernador Alejandro Vázquez del Mercado, quien, entre otras cosas, se comprometió a construir una colonia contigua a los talleres para que los obreros pudieran adquirir viviendas. (1)

A PESAR de estas medidas las inconformidades continuaron hasta que en 1906 los obreros de los talleres se fueron a paro de labores. En esta ocasión una de las principales peticiones es que el sueldo de los mecánicos mexicanos se igualara al de los trabajadores extranjeros, que en su mayoría eran norteamericanos. La situación fue llevada hasta el presidente de la República Porfirio Díaz, quien hizo negociaciones con el Central para que se igualara el sueldo de los trabajadores, dando por terminada de forma momentánea los conflictos laborales en Aguascalientes.

NUESTRO SEGUNDO ejemplo se desarrolla en la construcción de la línea del Ferrocarril Nacional de Tehuantepec que, inaugurada en 1907, estaba a cargo de la compañía de origen británico Pearson and Son Limited. En abril de 1903 los distintos mecánicos y fogoneros del taller de Rincón Antonio, en Oaxaca y los trabajadores y mecánicos de la estación de Coatzacoalcos, Veracruz, se declaran en paro de labores y huelga debido a que la empresa inglesa bajó los sueldos de los mecánicos y aumentó las horas laborales. Lo que se destaca de esta huelga además de ser una de las primeras en el ámbito ferroviario, fue la forma en que se resolvió. Ya que en esta ocasión la empresa optó por despedir a los empleados que apoyaban el paro. (2)

EN LA HUELGA de Tehuantepec de 1903 no hubo repercusión del conflicto en la empresa, las autoridades de Oaxaca y los jefes políticos de dichas zonas declararon su desconocimiento de cualquier huelga o conflicto. Pearson por medio de comunicados oficiales negó cualquier problema entre los empleados de sus talleres. En total la huelga en esta zona duró 14 días y terminó de manera desfavorable para los ferrocarrileros que exigían sus derechos.

EN ESTE caso se destaca la unión que hubo entre los diferentes trabajadores, tanto de los talleres como de las estaciones. Sus dos puntos más importantes fueron Coatzacoalcos y Rincón Antonio. A pesar de que no concluyó de manera positiva para los empleados la huelga de Tehuantepec es uno de los primeros conflictos que surgen entre los trabajadores ferrocarrileros del país para exigir una mejora de sueldos y el fin de los abusos laborales.

ASÍ COMO estos dos ejemplos también podemos percibir movimientos por igualdad de derechos en San Luis Potosí, Puebla, la Ciudad de México, entre otros estados donde operaban las distintas empresas de origen extranjero que controlaban las vías de hierro. En este caso se usaron sólo dos pequeños ejemplos de estos sucesos. En el caso de Aguascalientes la prensa sí hace un seguimiento y mención de lo que se desarrolla en sus talleres con sus trabajadores, así como la resolución del conflicto, (3) en cambio, en la huelga de Tehuantepec no se hace ninguna referencia a este conflicto mediante los periódicos.

RESULTA INTERESANTE observar como en los dos conflictos mencionados los resultados fueron distintos, en el caso de la problemática de los talleres de Aguascalientes la situación se resolvió de manera favorable para los trabajadores. En el conflicto de la línea de Tehuantepec la situación terminó con el despido de los empleados. En este caso los hechos que se dan en Aguascalientes son un poco posteriores que, en Oaxaca y Veracruz, por lo que sería bueno analizar qué cambio se da en la respuesta oficial ante estos conflictos durante el lapso de estos dos o tres años. Una observación importante es también que la mayoría de los estudios históricos que dan sobre el ferrocarril y sus trabajadores se hace durante la etapa de Ferrocarriles Nacionales de México, hace falta más análisis sobre la etapa que da origen a las redes ferroviarias del país en el periodo anterior a 1910.

Notas

Sánchez Villegas, Carlos Alberto, La llegada del ferrocarril a Aguascalientes y San Luis Potosí 1880-1908. Historia comparada. (2016) Tesis de licenciatura, Universidad Autónoma de Aguascalientes. P.52.

Sedano Ortega, Mauricio, “Los trabajadores del ferrocarril de Tehuantepec y la huelga “olvidada” de Rincón Antonio (1903), en Secuencia. Revista de historia y ciencias sociales, núm. 96, septiembre-diciembre 2016, pp. 142-166.

El Republicano, 23 de septiembre de 1906.

Historiador, columnista, escritor y fotógrafo. Egresado de la Universidad Autónoma de Aguascalientes.

Publicado en Página 24: http://pagina24.com.mx/2017/07/25/columnas/historia-en-letras-2/

Crónica de un hospital.

Por: Carlos Alberto Sánchez Villegas*

“La soledad y la tristeza son el pan de cada día”.

Llueve sobre aquella ventana, los relámpagos dejan sentir su pesado estruendo; solo el alma solitaria entiende la belleza de aquel espectáculo. Para alguien que lleva días en el hospital aquel panorama es sorprendente, cargado de recuerdos, como aquel día que la llevo a su casa n su motocicleta mientras llovía. Al mismo tiempo que esto cruza por su mente afuera el agua cae con más intensidad.

doctors-hospital-design-facebookJumbo (1)

     En el exterior el mundo gira y transcurre en total normalidad olvidándose de todos aquellos que por alguna razón pasan sus días en las camas de un hospital. Graves o no, hay una tristeza que va envolviendo todo, tanto a pacientes como a familiares. A decir verdad, hay otros sentimientos que se entremezclan junto con la tristeza, como la angustia, desesperación, abandono; si uno quiere encontrarse con todo esto basta con asomarse a la habitación de un nosocomio.

     Mientras pienso en todo esto aguardó la visita de ella, es de las únicas cosas que me dan consuelo junto con mi familia. Su plática y sus hermosos ojos hacen perfecta armonía, dan alegría a estos días de estaría sombría.

     He tenido que cambiar mi habitual taza de café por vasos de agua y té, eso no tiene nada de divertido, pero todo sea por el bienestar de uno. Las horas en cama solitarias, le dan a uno muchas cosas que pensar, sobre la vida misma y sobre el olvido en que la sociedad tiene a todos aquellos enfermos, en fin, creó que no tomar café me hace delirar demasiado.

      Hay cosas que lo unen a uno a otros seres humanos, accidentes también como en mi caso que dejó una tibia rota y más de una semana hospitalizado, pero definitivamente tengo como una gran ganancia que todo esto me ha unido más a ella, discutimos de cualquier cosa, pero ese es el sentido de estar con alguien, disfrutar hasta las riñas.

     La estaría en un lugar así es difícil, aunque uno no este grave la muerte asecha siempre en los alrededores y la pena lo embarga a uno de ver a otros en situaciones más críticas, al menos yo tengo el privilegio de estar junto a una ventana. Las agujas son el pan de cada día, piquetes por aquí y por allá, ya hasta estoy superando mi pánico a las inyecciones, tengo que hacerlo hay otros que la están pasando peor.

      En fin, el día de mi operación se acerca, el nerviosismo no es tanto, solo tal vez un poco de miedo a la anestesia, pero en general es una intervención de carácter sencillo, porqué se me ocurrió esto querido lector, tal vez sea por la soledad que se siente en este tipo de lugares, una estancia que pocas veces tenemos oportunidad de vivir. Ahora solo pido por todos aquellos que tienen que pasar días en un nosocomio, por su recuperación y para que no tengan una estancia prolongada.

*Historiador, escritor y columnista, egresado de la Universidad Autónoma de Aguascalientes.

La complejidad de tú ser.

“Quiero encontrar la verdad en el iris de tus ojos,

el problema es que ese brillo de tus ojos arrojan algo más,

tal vez… la perfección”.

Por Carlos Alberto Sánchez Villegas*

Entre taza y taza de café yo te recuerdo, porqué es algo difícil de explicar, lo único que se es que el reflejo de tus ojos cae sobre mi taza llevando todos los sentidos a su máximo. Las notas de aquella vieja libreta están llenas de nuevas letras hacía ti, no es fácil, tú ser esta lleno de una gran complejidad y no no se puede explicar algo así de la nada.

     Soy uno de esos grandes aficionados del café y su sabor, también las letras es algo que siempre me ha atraído con gran pasión, se podría decir que mi entusiasmo es mucho, aunque no tengo gran calidad en mis notas, sin embargo, cada uno de esos versos tienen su razón de ser.

 

f36849dd75eaca38963774971610ad01

     El destino es algo que no podemos predecir, es un ente que no es bueno ni malo, las situaciones simplemente pasan, en mi caso aquellas situaciones no siempre han sido de lo mejor, y mucho más cuando mi destino se cruza con aquel otro sentimiento llamado amor. Ese es el asunto que cruzaste mi camino cuando más lo necesitaba, lo mejor de todo es que no quieres aparentar lo que no eres, eres tú simplemente con defectos y virtudes.

     Porque la clave es confiar, confiar aunque los demás no lo hagan, mostrarse tal y como uno es con todo y sus demonios internos, con todo y sus manías, de esta manera uno va adquiriendo esa importante confianza que tanto bien le hace a una relación.

     Afuera de mi mesa de apuntes el  mundo gira, la gente vive, realiza sus actividades, sobre mi mesa se encuentra aquella vieja libreta de apuntes donde las palabras se agolpan, donde intentó describirte sin lograr hacerlo con perfección. Quisiera escribir lo hermoso pero no halló como expresarme, es algo totalmente inusual, pero creó que me has dejado sin palabras. Dicen que las rosas y las flores encantan a la mujer, pero yo intento hacerlo con la sinceridad de mis palabras.

* Escritor, historiador, amante de las letras y de la historia.

El Oficio y la Lluvia.

Entre Letras.

El Oficio y la Lluvia

Por Carlos Alberto Sánchez Villegas *

“...la oscuridad y el agua son dos elementos que invitan al ente incómodo llamado recuerdo”

“…la oscuridad y el agua son dos elementos que invitan al ente incómodo llamado recuerdo”

ES UNA madrugada fría, las gotas de lluvia se agolpan en la ventana, toda la noche ha estado cayendo una densa tormenta. No puedo seguir durmiendo, la oscuridad y el agua son dos elementos que invitan al ente incómodo llamado recuerdo. El día siguiente es un día pesado de trabajo, pero, en fin, el insomnio ya está aquí y no hay nada que no cure una buena taza de café.

LA MAÑANA es lluviosa, eso no importa, este clima es buen compañero de aquel que deambula solo por la vida. La rutina, el trabajo, hacen que un solitario pase bien desapercibido por la realidad, nadie se detiene a preguntarse qué hace un tipo como aquel sin ninguna compañía y viviendo solo a base de recuerdos y letras. Mi oficio es sencillo soy carpintero como alguna vez lo fue mi padre, transformó el corazón de la madera en magia, la cual, se traduce en muebles, objetos, juguetes, etcétera. De todo esto los juguetes son mis preferidos nada mejor que satisfacer la curiosidad de algún pequeño.

MI PADRE lo recuerdo bien, era un tipo duro, para él trabajar en su taller lo era todo, cualquier otra cosa resultaba inútil a su vista. Yo no encajaba bien con sus expectativas; era un chico atraído por las letras, los libros, algo que mi papá no podía considerar como algo serio, de hecho, el que yo hiciera alguna carrera universitaria no entraba en sus planes ni en sus gastos. Ahora no lo culpo como antes, él no tenía la culpa de tener esa ideología cuando fue sólo criado para el trabajo pesado desde pequeño.

CON EL tiempo fui coleccionando pequeños tesoros literarios, mi solitario hogar se fue plagando de libros, historias que sólo eran mías y de nadie más. Se fueron esfumando las intenciones de una carrera y fui adquiriendo el gusto por los pequeños detalles, el café, los días nublados, el contar y aprender historias. Tal vez querido lector pensarás que me conformé con aquella vida rudimentaria de mi padre y dejé escapar mis sueños. Yo no pienso igual, yo creo que adquirí el amor por el oficio y la vida sencilla. A mi padre no le importaba mi afán por conseguir cada vez más libros mientras aprendiera bien todo lo que tenía que ver con la carpintería.

A PROPÓSITO de eso tal vez te preguntes por qué no menciono a mi mamá, es porque ella se fue cuando yo era pequeño, no sé a dónde pero no está, yo calculo que desde los tres años estoy solo con mi papá, así que desde ese entonces la vida ha sido difícil para nosotros dos. A esto debemos sumar somos hombres de naturaleza reservada por lo que la comunicación era difícil entre nosotros.

ACABO DE cumplir 30 años, mi padre murió en una noche de lluvia cuando yo tenía 25, no teníamos la comunicación más perfecta pero no tienen una idea de cuanto lo extraño. Desde aquel entonces yo me hice cargo de su taller y aquí me tienen con mi pequeño taller y mi pequeña casa, claro con una modesta biblioteca, pero esas letras son mi sustento de realidad.

EN OCASIONES me preguntó por qué no he formado ninguna familia, tal vez por mi carácter retraído no se ha aparecido el amor ante mis puertas. De todas maneras, no es algo que me quite mucho el sueño, si éste llega en algún momento será bien recibido por mí, yo sólo intento disfrutar aquellas pequeñas cosas que la vida nos regala a diario sin que nos demos cuenta.

LA BRISA llega hasta la puerta de mi taller, eso no detiene el jugar de los niños que corren por las calles, uno de ellos se queda rezagado, creo que es el momento ideal de regalar el barco de madera que hice hace algunos meses. El niño se queda sorprendido de inicio para abrir paso después a una cara de felicidad. No puedo evitarlo esos son los pequeños detalles que uno debe amar en este mundo, es lo que uno le va llenando el corazón y evita que se marchite el alma. El niño se retira pero yo sigo viendo el horizonte, las nubes de lluvia y el rostro de mi padre reflejadas en ellas.

* Historiador, fotógrafo, escritor y amante de las letras, dame una palabra y te dedico un verso.

Publicado en: http://pagina24.com.mx/2017/07/12/columnas/entre-letras-17/

Un Bosque y una Conversación.

Entre Letras.

Un Bosque y una Conversación

Por Carlos Alberto Sánchez Villegas

Bosque, Paul Cézanne, circa 1904

Bosque, Paul Cézanne, circa 1904

HAS SENTIDO que todo da vueltas después de un duro golpe en la cabeza, así lo sintió aquel viejo leñador cuando se encaminaba a través del bosque a realizar sus tareas. El golpe fue brutal no le dio tiempo ni de moverse un centímetro, aquella rama golpeó sobre su rostro dejándolo inconsciente y sin saber de él mismo. La liebre a la que intentaba dar caza lo hizo correr varios metros y cuando parecía que iba a caer en sus manos aquella pesada rama se interpuso en su camino.

CUANDO DESPERTÓ se encontraba bajo aquel techo desconocido, el fuego ardía en la chimenea y en una mecedora que crujía con el movimiento se encontraba un anciano, se veía fuerte, aunque de avanzada edad y sus ojos reflejaba una tristeza y el pasar de muchos años. El viejo ante la incredulidad del leñador sólo le dijo que lo encontró tirado en el bosque sin saber qué es lo que le había pasado, pero a juzgar por las marcas que tenía en la cara lo más seguro es que se había dado un gran golpe en la cabeza.

LA CENA fue algo callada, el leñador siempre había sido muy desconfiado de todas las personas, además le molestaba saber que alguien más vivía en las entrañas de ese bosque y él nunca lo había detectado. La cabaña era algo sencilla, lo que más destacaba en ella era la chimenea que se apoderaba del centro de la misma. En la cocina destacaba el olor del café y un viejo molino para el grano que despedía un intenso olor a esta bebida, de hecho, este olor inundaba toda la vivienda generando una agradable sensación para el invitado de ese momento.

EL ANCIANO se levantó y lo invitó a tomar una taza de café a la entrada de su casa, mientras ellos bebían el aroma de los árboles, el cantar de los pájaros y la luz del ocaso tomaban protagonismo en aquella escena. Durante largas horas el viejo habló sobre la soledad, la vida, el encerrarse en sí mismo, y en las ventajas que se tiene al vivir solo, para uno. El leñador se quedó maravillado ante tanta sabiduría, las horas del sueño llegaron, pero ellos no entraron a los aposentos a descansar sino ya muy avanzada la madrugada.

AL DÍA siguiente llegó la hora de la partida, una última taza de café y otras tantas enseñanzas por parte del anciano fueron las despedidas. El leñador tomó el sendero a su casa hasta muy entrada la mañana, en verdad no se quería ir tan rápido pero el mundo no se puede detener cuando uno lo desea. Cuando llegó a su solitaria morada comprendió que aquel asunto de la soledad no era algo tan malo, y saludó con gran entusiasmo a aquellos perros de caza que le hacían compañía en su casa.

PASÓ EL tiempo y las estaciones, el leñador salía cada día a realizar sus labores y a disfrutar del bosque, en ocasiones se sentaba con un tabaco en la mano a escuchar el sonido de la naturaleza y de todo aquello que lo rodeaba. Pensaba mucho en aquella velada que pasó con el anciano del bosque y de todas las palabras que le regaló para su vida, pero nunca había intentado irlo a buscar nuevamente, tal vez no era el tiempo de hacerlo, pero se juró encontrarlo en la mejor ocasión.

PASARON VARIOS años y una mañana el leñador salió al bosque sin su herramienta dispuesto a encontrarse con su viejo amigo, había guardado la ubicación de la cabaña en su corazón y se encaminó hacia ella con un paso lento pero preciso. Al llegar a donde tendría que estar la morada su incredulidad no se hizo esperar, en ese lugar no había nada, en medio del lugar sólo destacaba un gran sauce que reflejaba el paso de los años en su estructura. El leñador volvió a casa sin nunca comprender qué es lo que había sucedido en aquella noche, pero a pesar de eso él sentía todo tan real. En fin una vez a la semana iba a visitar al anciano sauce, llevaba siempre consigo un buen tabaco y termo con café para sentarse a la sombra de aquel viejo y abandonarse a la reflexión.

* Historiador, fotógrafo, escritor y amante de las letras, dame una palabra y te dedico un verso.

Publicado en Página 24: http://pagina24.com.mx/2017/06/11/columnas/entre-letras-15/

El Guernica de Picasso Como Recordatorio Para la Humanidad.

El Guernica de Picasso Como Recordatorio Para la Humanidad

Por Carlos Alberto Sánchez Villegas *

“Yo pinto los objetos como los pienso, no como los veo”
Pablo Picasso

EN 1937 se celebraba la Exposición Internacional de París, evento en que participaba la II República Española con un pabellón. Para esta ocasión el gobierno español encargó al pintor Pablo Picasso una pintura para presentarla en este evento. No había un tema específico que se pidiera al pintor, solamente se encargó la obra a la libre elección del artista.

LA SITUACIÓN para el país ibérico era de lo más crítica en aquel momento, se encontraba inmerso en medio de una guerra civil. El general Francisco Franco se había levantado en armas en contra del gobierno de la II República, tenía como aliados a Alemania e Italia, mientras que la República tenía un apoyo de la Unión Soviética y otros contingentes voluntarios de diversos países. La Guerra Civil Española (1936-1939) marca un cambio social dentro de la población española, además en este conflicto entran en escena la Alemania Nazi y la Italia Fascista de Mussolini, países protagonistas de la Segunda Guerra Mundial. Es en 1939 cuando las fuerzas de Franco triunfan dando por terminada la II República española.

PICASSO EN 1937 residía en París, ideológicamente estaba comprometido con la República Española. Durante varias semanas estuvo pensando en algún tema para presentar en la Exposición de París, en aquellos momentos Picasso se hallaba en una fase de estancamiento artístico donde su producción había bajado en los últimos años. La inspiración llegaría de manera trágica el 26 de abril de 1937.

EN ESTE día de abril se produce el bombardeo a la ciudad vasca de Guernica, La Legión Cóndor de Alemania y la Aviación Italiana fueron las responsables de este ataque contra una población llena de civiles. El horror hacía su arribo, en una primera instancia Italia, Alemania y las fuerzas franquistas se deslindan del ataque, pero al poco tiempo no pueden sostener la mentira. La aberración de una guerra sin criterio y contra civiles hacia su aparición en España e Europa. (1)

PICASSO DECIDIÓ hacer su obra sobre este suceso, el cuadro fue hecho con una gran rapidez en 35 días, entre los meses de mayo y junio de 1937, las tonalidades son grisáceas, no retratan un hecho concreto, sino que denuncia los horrores de la guerra. Puede ser interpretado como un gran cartel contra la guerra y constituye para muchos la obra más importante del pintor originario de Málaga. La pintura también marca una nueva sensibilidad en el artista por los hechos que se estaban dando en la Europa de esos tiempos, no olvidemos que se estaba a las puertas de la Segunda Guerra Mundial.

El Guernica, obra magna de Pablo Picasso

El Guernica, obra magna de Pablo Picasso

EL CUADRO fue adquirido por el gobierno español en ese mismo año, pero debido al conflicto bélico el pintor tomó la decisión de que quedara bajo custodia del Museum of Modern Art de Nueva York. En 1958 se renovó el préstamo con esta misma institución debido a que en España gobernaba Franco, fue hasta el año de 1981 que el cuadro pudo regresar a España, cuando se consolidaba la transición democrática en el país ibérico. (2)

LA OBRA suscita polémicas y controversias por su significado, también es un recordatorio y premonición de los diversos conflictos bélicos que han sucedido en el mundo a partir de esa fecha. El cuadro no sólo refleja un hecho ocurrido en la Guerra Civil Española, sino que nos trae a la realidad de las guerras posteriores a este conflicto, es un cuadro lleno de significado para la humanidad que en la actualidad sigue denunciando cada una de las injusticias derivadas de la guerra. Por este motivo estimado lector es bueno recordar esta obra de Picasso que ha marcado el siglo XX como una pintura reflexiva.

EL GUERNICA nace en aquella Guerra Civil Española, y un recuerdo palpable de ella. El conflicto tiene muchos matices más dentro de la misma sociedad española como en otros países. Capítulos como el fusilamiento del poeta Federico García Lorca, las brigadas extranjeras, o el caso del apoyo diplomático de México a la República Española, son dignas de ser mencionadas en escritos posteriores.

A 80 AÑOS de su creación El Guernica de Picasso nos sigue recordando la realidad, y nos invita a reflexionar acerca de los peligros de la guerra y sus efectos sobre la población inocente. Es la primera obra que refleja el horror y lo denuncia no sólo para que lo percibamos sino para que reflexionemos y tomemos acciones.

Notas

1. http://cultura.elpais.com/cultura/2017/04/03/actualidad/1491223670_054922.html, consultado el 9 de mayo del 2017.
2. http://www.museoreinasofia.es/coleccion/obra/guernica, consultado el 9 de mayo del 2017.

* Historiador, columnista, fotógrafo y amante del café.

Tarde de Lluvia.

Entre Letras.

Por Carlos Alberto Sánchez Villegas*

A propósito de la lluvia, Manuel Terán

A propósito de la lluvia, Manuel Terán

Tarde de Lluvia

LA MELANCOLÍA es un absurdo juego de niños, una cruel trampa para el corazón, aunque necesaria para aprender a vivir. Esto es lo que absorbía mi pensamiento aquella tarde de lluvia, a decir verdad, los días nublados y de tormenta son mis favoritos desde siempre. En la ventana golpean las gotas de agua, con esas gotas viene a mí cierto aire de tristeza, de recuerdo y de reflexión.

EL CENICERO se va desbordando poco a poco de colillas de cigarro, la cafetera no ha dejado de funcionar desde tempranas horas de la mañana. Cuando el día no viene cargado de lluvia, mi lugar preferido es aquel parque donde me siento por largas horas por el simple gusto de observar el paso de las personas. Un mundo donde sólo existo con mis pensamientos, donde los problemas propios no me pueden alcanzar. Mi vida está plagada de aquel gusto por las pequeñas cosas, no necesito grandes cosas para vivir tan sólo un montón de letras, una taza de café y el tabaco.

HAY ALGO que siempre es recurrente en mí, es el sentir que todo el mundo te ahoga, que todo el mundo espera algo de ti. Mientras pienso en ese vacío que dejó en los demás y en el vacío que ellos me provocan los acordes de una vieja guitarra van subiendo de tono, envuelve mis penas entre sus melodías, me llevan a otro lugar, a donde las expectativas de todos no me alcanzan, a donde no puedo fallarle a nadie.

PERO MIS palabras no son tristes ni están afectadas por la amargura, como dije anteriormente mi felicidad se encuentra en los pequeños detalles que la vida puede dar. Hay un bastión de letras que me protege de todo, en ocasiones puedo parecer retraído o encerrado en mi universo, esto sólo es una forma de observar el mundo, de caminar, de analizar todo aquello que me rodea. La precaución es una forma de actuar que las malas experiencias enseñan al ser humano, es por eso que todo lo que es nuevo en mi entorno es recibido con esa correspondiente precaución.

EL RELOJ de pared marca las nueve de la noche, las estrellas son opacadas por las nubes cargadas de lluvia, el cielo se ilumina de vez en cuando con el rayo furtivo y lejano que lo atraviesa. Papel y lápiz son mis herramientas de esta noche, en ocasiones me dedico a atrapar todas aquellas ideas que vienen a mente, aunque, no tienen belleza ni estética procuró guardar para mí mis reflexiones, para recordarme a mí mismo todos aquellos errores en los que he caído y en los que no puedo darme el lujo de caer nuevamente.

MI SOLEDAD es una de esas virtudes que me acompaña siempre. Comprender a la soledad no es fácil, uno cae en el error de que ésta es mala o hermana de la tristeza, requiere tiempo, pero uno se da cuenta de que no es así, la soledad te hace entender todo lo incomprensible del destino, te hace valorarte más a ti mismo y sobre todo conocer todo respecto a tu interior.

ES CERCA de medianoche y la lluvia se ha calmado un poco, una que otra estrella se ha asomado para brillar sobre la ventana. Me acerco a la cocina por aquella taza de café que me permite conciliar todas las noches el sueño, sin ella mis noches son turbias llenas de malos pensamientos e inquietud, tal vez sólo sea imaginación mía, pero aun así preparó aquella taza. Sobre la mesa conservó aun algunos pequeños recados con demostraciones de amor que ya no existe; el dolor se ha ido, pero uno tiene que aprender y recibir lecciones al final los sentimientos más fuertes se esfuman con el viento y las rosas blancas terminan en la basura. Pero la vida continúa y lo mejor viene con la soledad y la nostalgia.

* Historiador, fotógrafo, escritor y amante de las letras, dame una palabra y te dedico un verso